¿Podría la minería en Irán suplantar el negocio petrolero del país?

“La gran dependencia de Irán de su sector petrolero ha hecho que las grandes inversiones se focalicen en dicha industria, lo cual ha afectado a la minería durante las últimas décadas. La base de la economía iraní está en el petróleo y el gobierno ha prestado menos atención a realizar grandes inversiones en otros sectores”. Así lo ha expresado Mehdi Karbasian, quien dirige la Organización de Desarrollo y Renovación de Minas e Industrias Mineras de Irán (IMIDRO, por sus siglas en inglés).

Karbasian dijo que a la industria minera la aquejan diversos males, como baja capacidad de transporte ferroviario, bajo volumen de instalaciones, altas tasas de interés, falta de especialistas en extracción y procesamiento. Pero si el sector se desarrolla más, el sector minero puede ayudar a disminuir la dependencia de Irán del petróleo.

«En mi opinión, las minas y el sector de la industria minera al competir con la industria petrolera pueden impulsar la economía e incluso ser un sustituto del petróleo», según Karbasian.

Irán se encuentra entre los 15 principales países ricos en minerales con reservas potenciales por valor de $ 770 mil millones, lo cual trae consigo la oportunidad de diversificar su economía. En 2011, Irán tenía la novena mayor reserva mundial de cobre con 32,5 millones de toneladas. Aún así, la minería aporta solo el 0,6% del PIB.

Algunas empresas siderúrgicas japonesas han entrado en el país. Ejecutivos de Kobe Steel Ltd, el cuarto mayor productor de acero de Japón, y la Corporación Nacional de Petróleo, Gas y Metales de Japón (JOGMEC), administrada por el estado, se reunieron con funcionarios en Teherán el mes pasado y discutieron la cooperación entre el sector de las industrias minera de Japón e Irán.

Si bien se han impuesto medidas coercitivas unilaterales desde EEUU sobre el sector minero iraní, Karbasian señala que la falta de equipo y maquinaria es particularmente alarmante.

Uno de los problemas más importantes para el sector minero iraní en los últimos años ha sido la falta de equipos modernos y tecnologías avanzadas para la extracción y procesamiento de minerales, debido a que en muchas de las minas se están utilizando maquinarias antiguas o de segunda mano, algunas de las cuales fueron utilizadas en otros países durante más de 50 años.

Fuentes consultadas:

Por: Luis Cornieles