Desde su fundación en 2014, el Foro China-CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) ha favorecido los objetivos estratégicos e integración en esta región, consideraron analistas venezolanas.

Para la presidenta del Centro de Altos Estudios del Desarrollo y las Economías Emergentes (CEDEES), Andreína Tarazón, este mecanismo «es uno de los pocos foros integradores» operativos en la región, elevando la relación de CELAC con China a un nivel superior.

Tarazón, también exministra de la Mujer e Igualdad de Género de Venezuela, declaró a Xinhua que, gracias al foro, China ha mejorado su comprensión de una región «heterogénea desde la perspectiva económica, política-ideológica, social y cultural».

Según esta experta, China es un actor internacional importante e interesado en promover nuevos espacios de cooperación. CELAC, por su parte, considera a China como «una economía pujante, proveedora de manufacturas y transferencia tecnológica». Y para la región ha venido siendo «una poderosa fuente de inversión extranjera», la segunda del mundo en importancia, analizó la presidenta del CEDEES.

Tarazón también destacó el liderazgo «fundamental» del presidente chino, Xi Jinping, en las relaciones de China con América Latina y el Caribe. «Se ha demostrado la voluntad política de la dirigencia china para establecer nuevas maneras de relacionamiento», comentó, desde doctrinas útiles como la comunidad con un futuro compartido para la humanidad hasta hechos contundentes.

El Foro China-CELAC, según Tarazón, puede «consolidar alianzas beneficiosas de largo aliento» no circunscritas en exclusiva a la relación comercial. «Puede jugar un papel fundamental en el fortalecimiento del multilateralismo, en aras de construir una gobernanza global más democrática», opinó.

Por su parte, la directora de la ONG «Sures», María Lucrecia Hernández, aseveró que «el foro está articulando la participación de CELAC en la Iniciativa de la Franja y la Ruta».

En declaraciones a Xinhua, Hernández señaló que China no tiene pretensiones hegemónicas, sino que solamente busca promover la paz internacional mediante mecanismos de cooperación, actuando responsablemente como un «socio comercial confiable».

Esta especialista en derechos humanos también cree que los Gobiernos de la CELAC deben «prepararse para trabajar de manera coordinada». Y el foro, añadió, promueve la consolidación e integración del área CELAC. «Tiene el reto de consolidarse como una plataforma intergubernamental capaz de trazar el marco general integrador de proyectos de infraestructura y conectividad», aseveró.

Según Hernández, la inclusión de CELAC en la Iniciativa de la Franja y la Ruta ofrece oportunidades para el desarrollo económico a través de los proyectos de infraestructura.

La región, resaltó, tiene entre sus objetivos diversificar sus intercambios, además de reforzar la cooperación con China en tecnología, educación e innovación; áreas también relevantes para las relaciones internacionales del país asiático.

Prensa Xinhua