Una Zona Económica Especial (ZEE) es un área dentro de un país que está sujeta a regulaciones económicas y de inversión distintas de otras regiones del mismo país. Las ZEE generalmente se crean para lograr un crecimiento económico acelerado mediante la creación de condiciones favorables para la inversión, generalmente ofreciendo incentivos fiscales entre otros beneficios.

Las ZEE ofrecen a los inversores marcos regulatorios distintos a los ordinarios del país donde se ubican. Pueden proporcionar un entorno económico diferente como si fuera un país diferente. Sin embargo, esto no significa que estemos fuera de los riesgos jurisdiccionales de ese país. Esto se aplica especialmente al riesgo de sanciones cuando se trata de jurisdicciones sancionadas.

 
Shenzhen SEZ – el milagro chino

Las ZEE se destacaron con las establecidas en China en 1979: Shenzhen, Zhuhai, Shantou, Guangdong y Xiamen. Las ZEE fueron esenciales para el auge económico en China. Muchos economistas conocidos están de acuerdo en que las ZEE ayudaron a liberalizar el sistema tradicional chino. Sin las ZEE, es posible que China no hubiera podido alcanzar el desarrollo económico que ha logrado.

Entre las ZEE de China, la más destacada es Shenzhen. Poco más de 40 años después de su fundación, Shenzhen ha pasado de ser una zona rural más a llamarse Silicon Valley de China, formando parte del “Gran Área de la Bahía”, e incluso superando a Hong Kong y Singapur en producto interior bruto ( PIB) en varias ocasiones.
 
 
Tipos de SEZ e incentivos de inversión comunes

El tipo de ZEE más conocido es la Zona Franca (FTZ), que establece condiciones arancelarias y aduaneras favorables para las actividades de importación, exportación y reexportación. Las zonas francas son ampliamente conocidas en el comercio internacional y su valor en la cadena de suministro global es innegable.

Sin embargo, otras ZEE como los parques industriales / polígonos industriales (IE), los parques logísticos aduaneros (BLP) ofrecen beneficios a los inversores extranjeros que son difíciles de ignorar: incentivos fiscales (como 0% de impuestos corporativos); exenciones de derechos y aranceles aduaneros; regímenes legales especiales que establecen condiciones favorables para hacer negocios y contratar trabajadores; y canales de facilitación para agilizar los procesos administrativos..
 
ZEE en jurisdicciones sancionadas: una tendencia potencial

Dado el acelerado crecimiento económico alcanzado por China, varios países sancionados han visto la posibilidad de crear su propia “Shenzhen local” para compensar los efectos económicos adversos que atribuyen a las sanciones económicas emitidas en su contra. Tal es el caso de la ZEE del Mariel en Cuba.

La Zona Especial de Desarrollo Mariel es una ZEE establecida en Cuba en 2013 con importantes beneficios fiscales y aduaneros. Varias empresas ya han invertido en esta ZEE, dada su ubicación y usos comerciales, a pesar de que Cuba es una jurisdicción reconocida sujeta a uno de los programas de sanciones más restrictivos de Estados Unidos.

Otros ejemplos notables de ZEE en territorios sancionados son la Zona Económica Especial Rason en Corea del Norte, donde un casino de propiedad extranjera ha estado operando desde 2000, y las más de 16 ZEE en Irán, incluida la Zona de Libre Comercio de Kish, la Zona de Libre Comercio de Qeshm. y la Zona Industrial de Libre Comercio de Chabahar.
 
 
SEZ y Crypto

Blockchain y las criptomonedas son temas populares pero controvertidos en las finanzas globales. En el mismo mes, la OFAC publicó una guía de cumplimiento de sanciones para la industria de la moneda virtual, y el Grupo de Trabajo de Acción Financiera (GAFI) publicó una guía actualizada para un enfoque basado en el riesgo para los activos virtuales y los proveedores de servicios de activos virtuales, lo que hace que la característica falta de regulación. de los activos virtuales una cuestión del pasado.

A medida que las legalidades de los activos virtuales comienzan a regularizarse, el tamaño de las inversiones en esta industria, que tiene empresas con miles de millones de dólares en capitalización de mercado, la hace extremadamente atractiva para cualquier país.

Debido a esto, todo tipo de proyectos de ZEE para Crypto han experimentado un aumento acelerado, desde el Crypto Center dedicado establecido en mayo de 2021 en el renombrado Dubai Multi Commodities Centre (DMCC) hasta el Belarus High Technologies Park, inaugurado en 2005. Esto atiende a la industria tecnológica en general, que en 2018 incluyó varias disposiciones dirigidas a la industria de la criptografía.
 
Zonas Petro de Venezuela

En un artículo anterior (Ley Antibloqueo de Venezuela y el Reglamento de Crecimiento de Contra Sanciones, 17 de septiembre de 2021) comenté sobre las sanciones contra Venezuela y la Ley Antibloqueo venezolana promulgada en respuesta. Venezuela también ha recurrido a las criptomonedas como alternativa al sistema bancario internacional, cada vez más restringido como consecuencia de las sanciones.

Según el Informe Chainalysis, Venezuela ocupa el séptimo lugar a nivel mundial en el uso de criptomonedas. En 2017 y 2018, el país promulgó leyes de criptoactivos, creando una Superintendencia de Criptoactivos (SUPCACVEN, ahora llamada SUNACRIP), y también creando una controvertida moneda virtual llamada “petro”, que según el gobierno venezolano está respaldada por varios millones de barriles. de aceite en reserva.

Aparte de los elementos controvertidos del petro, es complejo y arriesgado, porque Estados Unidos ha sancionado las transacciones realizadas con él a través de la Orden Ejecutiva 13827.

En marzo de 2018, el Decreto No. 3333, publicado en la Gaceta Oficial No. 41366, establece la creación de las ZEE denominadas Zonas Petro. Estos promueven la comercialización y uso del petro como mecanismo de pago y otorgan beneficios considerables para la minería virtual, como la exención de aranceles de importación sobre equipos relacionados con esta actividad.

Esto y el subsidio histórico a la electricidad en Venezuela reducen en gran medida los costos operativos de las actividades mineras virtuales, lo que potencialmente convierte a estas ZEE en una inversión atractiva. Los oficiales de cumplimiento de los inversionistas extranjeros en estas zonas deben permanecer vigilantes en cualquier transacción y tener cuidado de que no involucre elementos que puedan poner a su organización en riesgo de sanciones.
 
Consideraciones prácticas de cumplimiento

En las zonas francas más comunes, facilitar las reexportaciones puede prestarse a ocultar al beneficiario real real de ciertos bienes importados. Para mitigar este riesgo, las organizaciones deben establecer medidas de control específicas al exportar a zonas francas en o cerca de jurisdicciones sancionadas.

En general, las ZEE establecen condiciones favorables para negocios más dinámicos y acelerados. Sin embargo, las regulaciones sirven para proteger contra situaciones negativas o de riesgo.

Las organizaciones, en ausencia de estas regulaciones, deben contar con mecanismos de control interno que las protejan de los riesgos inherentes a sus operaciones. Con jurisdicciones sancionadas, las organizaciones deben establecer sistemas de control para mitigar el riesgo de involucrarse en una operación prohibida, o para anticipar la necesidad de solicitar una licencia antes de comenzar a operar.

Angel Nino Torres es miembro del Grupo de Trabajo Editorial de la ACSS. Asociado certificado de cumplimiento de AML FinTech (CAFCA). Catedrático de Derecho Empresarial de la Universidad Rafael Urdaneta (URU) en las Facultades de Derecho y Administración de Empresas. Consultor privado en Derecho Corporativo Internacional y ALD / CFT & Cumplimiento de Sanciones para empresas nacionales e internacionales en Venezuela.

Angel Nino Torres